Vestirse solo siendo autista.

Nos puede dar pereza vestirnos de etiqueta a algunos,a otros no,llevar corbata,falda o medias…
Pero hasta que no tienes a tu lado a una personita especial no te das cuenta de verdad de lo “difícil” que es vestirse todo los dias.

Aunque al principio parezca imposible,porque algo tan sencillo como colgar una chaqueta en una percha se convierte en toda una odisea,lo logran.
Cuando mi pequeño especial llego al colegio y vio que cada dia debia dejar colgada la chaqueta en aquello tan pequeño para él que lo llamaban percha entraba en caos,se ponía tenso porque no lograba acertar que la chaqueta se estuviera quieta alli.
Pero lo logro,al principio con ayuda de Pepe su profe y de sus compañeros,luego la colgaba de cualquier manera pero estaba contento porque se mantenía quieta,cada uno se busca sus trucos.

Logran eso y logran más,logran todo lo que se proponen.


Cuando iba a infantil iba con sus zapatillas de velcro,su eterno chándal que por suerte era el uniforme escolar,pero teníamos el engorro de la bata,por los botones claro!.
La solución? la encontró el solo,se la quitaba y se la ponía sin desabrochar,cada vez que lo intentaba acababa en una rabieta tremenda y con algun boton arrancado.
Gracias a él y a su autismo tan marcado que tenia por entonces descubrí el monton de chorradas de cremallera,lazadas de zapatillas y demás inventos que llevamos en la ropa….
Nunca me habia dado cuenta de lo complicado que era vestirse hasta que lo tuve a él …quien narices habrá inventado tanta “cosa” tan complicada de abrochar!.
La bolsa de desayuno y el almuerzo en papel de aluminio para que lo pudiera desenvolver de manera fácil,nada de fruta que no saliera de casa cortada en trozos,nada de productos que tuviera que abrir de manera complicada porque entonces sabía que se iba a enfadar doblemente,por no abrirlo y por no desayunar.
La chaqueta se la quitaba y se la ponía yo y el profe sino a cambiar cremalleras como se le ocurriera a la cremallera atascarse!!
porque como decía con su lengua trapo…la culpa es de la cremallera!.
Los demás compañeros de clase le ayudaban a colgar su chaqueta,el profesor hizo muy buen trabajo en eso,lo integro y se dio cuenta que aunque tenía 3 años era un niño especial,muy observador,pero que prefería su “rincón” a integrarse con los demás.Ya entonces huía del ruido y no le gustaba jugar ni integrarse con los demás niños.

Cuando paso a primaria,cambió el uniforme y tuvo que llevar pantalón de vestir…. vino el problema de los botones….dichosos botones!!
Camisa,pantalón de pinzas y chaqueta azul marino,típico uniforme,lo único sustituible la chaqueta por jersey azul marino.

Yo lo veía tan guapo !!

Pero ya no era solo un botón….era que también llevan cremallera,así que los primeros pantalones sufrieron un ataque brutal de estirones para desabrocharlo cada vez que quería ir al baño y muchos se quedaron perdidos por el colegio hasta que yo le aseguraba los botones casi con cadenas!!.
Me liaba a coser los botones que antes arrancaba el botón con la tela que lo descosia…era la única manera de no tener que comprar la mercería entera.

Pero aquello no podía durar… había que ponerse manos a la obra y tomar medidas.
Así que en vez de ponerle los fines de semana su prenda favorita de ropa…el chándal, le compre la mia,….los vaqueros, así practicaba con los botones todos los días.
Él odiaba los vaqueros y el uniforme,a mi me gustaban.
Incluso creo que durante una época odiaba el vestirse porque sabía que le iba a decir que nada de chándal y que se pusiera vaqueros,(prenda que ahora le encanta porque le quedan genial).
De momento los zapatos no eran problema porque aunque eran de vestir eran de velcro así que de momento los controlaba bien.

Su prenda favorita el chandal,pero tuvo que aprender que los botones y cremalleras son muy necesarios.


Tardamos muchos botones y muchos pantalones en aprender a desabrocharlos “medio bien” pero yo con eso me daba por satisfecha,casi saltaba ya de alegría, porque tenía ya los 10 años o más y por no hacerlo bien las cremalleras de las chaquetas seguían cayendo como moscas !.
Cuando iba a pasar al instituto llegó la hora de plantearse que tenía que saber atarse los cordones,primero por él,por su autonomía y luego por no ser objeto de más burlas.
Como yo las cosas me las planteo con tiempo ya había tanteado el terreno,le había puesto a prueba muchas veces de mil maneras y ninguna había dado resultados pero no deje en  mi empeño de que lo conseguiría…. y lo consiguió.
Probe con dibujos,con tutoriales y hasta con canciones !!!!
No obtuve ningún resultado,no sabia hacer la lazada….
Y como nunca hay que perder las ganas un dia llego a casa todo contento que había aprendido a hacerse la lazada de las zapatillas.…dije vaya ! si ? como lo has hecho ? 
y resulta que como en casa yo no debía haber insistido lo suficiente..
Le enseñó una profesora de apoyo y a la primera lo hizo…….
La profesora estaba claro que era mejor que yo que llevaba meses intentando sin éxito,porque desde ese dia ya no hemos vuelto a tener problema con las lazadas de las zapatillas.
Lo que un dia me parecio misión imposible ..botones,cremalleras,lazadas…. 
Lo aprendio a su paso,cuando estuvo preparado para hacerlo,pero lo aprendió.
Nunca me hice daño a mi misma y a él rindiéndome y diciéndome,dejalo
 NO PUEDE….esas palabras no existen para mi cuando se refieren a él y sus capacidades.

A lo mejor no lo hace cuando a mi me gustaría,cuando lo hacen los demás niños o cuando el pediatra dice que es la edad propicia,pero lo importante es que lo hace,y me quedo con el resultado positivo de la experiencia.
Así que ánimo mamás y papás! Nunca dejéis de intentarlo ! 
Sea cual sea el síndrome,Asperger,TEA O TGD, no os pongais barreras.
Nuestros hijos lo valen…
un saludo

Si te ha gustado haz +1,comparte en tus redes sociales y en Bloglovin muack!
Muchas gracias !

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *